El queratocono es una enfermedad no inflamatoria de la córnea que se caracteriza por un adelgazamiento y un encurvamiento exagerados de la misma (ectasia), lo que produce un astigmatismo y una miopía de alto grado y progresivas.  Se manifiesta en la segunda década de la vida y su causa se desconoce. Sin embargo hay casos de herencia y de compromiso de varios miembros en una misma familia. Hay factores como el rascado de los ojos que se han demostrado como desencadenantes de la progresión, por lo que pacientes con enfermedad alérgica ocular son vulnerables a presentarlo.

Los pacientes con queratocono suelen presentar diminución gradual de la visión, visión doble o distorsionada y suelen ser diagnosticados inicialmente de miopía o astigmatismo. El diagnóstico debe sospecharse en personas en que estos problemas de refracción progresen rápidamente o sean de alto grado y aquellos pacientes con alergia ocular y rascado permanente. El diagnóstico se realiza con un examen oftalmológico por un especialista y a través de métodos modernos como la topografía corneal.

Una vez detectado es importante tener en cuenta la edad del paciente, su visión mejor corregida ya sea con gafas o lentes de contacto y el grado de queratocono que presenta. Para pacientes jóvenes o en aquellos que se detecta la progresión de la enfermedad está indicada la cirugía de entrecruzamiento del colágeno corneal  la cual detiene la progresión en el 97% de los casos. En pacientes que no logren una buena agudeza visual con lentes o gafas o que tengan contraindicación a los mismos puede estar indicado el implante de segmentos intracorneales (anillos intracorneales) o de lentes fáquicos  para mejorar la visión mejor corregida. En los casos más avanzados está indicado el transplante de cornea.

Es fundamental el manejo integral de la enfermedad alérgica ocular en estos pacientes para evitar la progresión.

Artículo tomado de: http://www.drmiguelcuevas.com/queratocono/

Deja un comentario