La alimentación es uno de los pilares fundamentales de un buen tratamiento para controlar la diabetes y de no ser la aconsejada inclusive puede agravar aún más la condición del paciente.

La palabra diabetes está derivada del griego que quiere decir atravesar. En la antigüedad todo individuo que orinaba excesivamente era considerado un portador de diabetes y aquel, que eliminaba orina azucarada, se consideraba una persona con diabetes mellitus.

La diabetes mellitus está caracterizada por la falta de producción o utilización inadecuada de insulina por el organismo. La insulina es una hormona producida por el páncreas, responsable por llevar adelante la glucólisis de la sangre hacia dentro de las células, otorgando energía a nuestro cuerpo.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica genética y hereditaria, pero puede desarrollarse o no, conforme a la suma de algunos factores, entre ellos la obesidad, ciertos disturbios endocrinos y el uso abusivo de carbohidratos simples en la dieta.

Esta enfermedad puede volverse grave si el individuo desarrollase problemas reales, oculares, neurológicos y cardiovasculares. Su manifestación es generada de la acción inadecuada de la insulina, pudiendo ser atenuada o evitada a través de una alimentación adecuada.

Recomendaciones Generales

Distribuir los alimentos en 5 o 6 comidas al día. Prefiera siempre los alimentos ricos en fibras como: verduras, legumbres crudas, frutas con cáscara y hollejo.

No saltearse ninguna comida.

Usar alimentos horneados, cocidos o grillados.

Evitar frituras.

Masticar bien los alimentos (así ayudamos a iniciar bien el proceso digestivo).

Usar los productos dietéticos (Light) con cautela y bajo orientación médica.

Leer atentamente los rótulos de los productos industrializados, verificando si contienen azúcar (sacarosa o glucosa).

Beber mucha agua durante el día (aproximadamente 8 vasos por día).

Ponerse en plan de perder o mantener el peso corporal.

Artículo tomado de: http://cendiob.com/index.php/section/subsections/20
Médico Internista- diabetólogo Dr. Pedro Efraín Trillos

Deja un comentario